Select Page

Juegos exclusivos y algo más

Juegos exclusivos y algo más

Exclusivos, esos porqués tan cuidados que nos llevan a adquirir una consola u otra. Esos juegos que, indudablemente, suelen presentar mucha mejor calidad que un multiplataforma al estar desarrollados única y exclusivamente para determinada consola.

Existen de todo tipo y colores, desde exclusivos que se anuncian y que permanecen en una consola, hasta otros como los de nuestro amigo de color verde, —es contigo, Xbox 360 que lanza juegos exclusivos y los termina perdiendo, o se van a otras plataformas. Hay diversidad de donde elegir, que no haya duda, pero lo que realmente importa es: ¿Pueden ser un motivo para decidir en la compra de una consola?

La cerecita del pastel se la lleva la gran N. Puede que no esté pasando por su mejor momento en cuanto a hardware se refiere, pero sí da motivos de peso para comprarlo con sus sagas más reconocidas, ofreciendo grandes productos, a pesar de que algunos personajes y franquicias están sobreexplotadas. No obstante, la marca de la calidad de la casa del sol naciente siempre esta presente, y es muy difícil por no decir imposible, encontrarse un mal juego que no venda sus máquinas. Desde Mario hasta Zelda y pasando por Metroid, siempre son grandes motivos por los que los gamers  tienden a comprar una consola. Aunque después puede que la consola se quede sin apoyo de third parties, que también son sumamente importante y necesarios.

Aquí entran nuestros amigos de Sony y Microsoft, cada uno con sus poderosos exclusivos. La primera le suele llevar una gran ventaja por delante a la segunda, que sigue con sus exclusivos de toda la vida en vez de lanzar nuevas franquicias, aunque eso, a priori, esté cambiando en estos últimos meses; pero aún con esas, no parece irles muy bien. Llegando a esto, está claro que puede haber un punto en el que estos exclusivos valgan de demo técnica para mostrar el potencial de la consola —Killzone, que es una saga bastante decente y amigable— y otros, que exprimiendo también el máximo potencial de la consola, aportan una gran obra de culto como fuerte exclusivo y motivo de compra —The Last of Us—.

Aun así, se trata de una cosa que se ve más en Sony que en Microsoft, siendo ésta última la que menos juegos exclusivos impresionantes ha lanzado, o los cuales, tampoco han exprimido la potencia como deberían. Parecía que podría haber cambiado con Ryse, pero ha sido todo lo contrario.

La conclusión de todo es, sin duda alguna, o al menos, por parte de la mayoría de los gamers, la búsqueda de un juego de calidad que aporte cosas distintas y que, si tiene posibilidad, saque el máximo partido a su plataforma exclusiva. De momento, en la pasada generación, los claros representantes en cuanto a esto han sido los chicos de Naughty Dog —aún están por ver qué pasará esta generación que acaba de entrar para todos los bandos—. Aunque, también nos hemos llevado juegos muy jugosos por parte de la competencia, como Alan Wake —y seguramente Quantum Break coseché lo mismo— que finalmente para sorpresa de todos, ha terminado para PC.

Y al final del día, lo que se busca es un juego original, con buenas ideas, que dure y que valga cada centavo que pagamos por el.

About The Author

Defalt

Soy la combinación perfecta de irracionalidad y racionalidad. Me gusta quejarme y no hacer nada.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Idiomas

Espacio Publicitario

Publicidad

Redes

Recent Tweets

Publicidad

A %d blogueros les gusta esto: